Aldea Umm, tu lugar en la Riviera Maya.

Nütuuk

El viaje a este santuario es en dirección sur, saliendo de Cancún hacia Playa del Carmen, Quintana Roo. El camino se inunda de verdes brillantes conforme la ciudad se va haciendo más pequeña en el retrovisor. La entrada de Aldea Umm aparece 23 kilómetros después frente a las playas turquesa de Puerto Morelos.

Sabrás que has llegado cuando, manejando sobre la carretera federal Cancún-Tulum, veas las fuentes y cruces las tres estructuras de madera. Una barda perimetral resguardará este refugio que te espera, con acceso controlado las 24 horas.

El nombre de este residencial exclusivo proviene del mantra sagrado “OM”, que remite al balance perfecto entre cuerpo físico y espiritual. Vivir en Aldea Umm es volver al origen, a casa. Construye tu hogar en uno de los 690 lotes (a partir de los 160m²).

Distribuidos por senderos de árboles frondosos, habrán distintas amenidades para que todos los miembros de la familia puedan tener un espacios de esparcimiento al aire libre y vuelvan a conectar con las maravillas que los rodean.

Los niños tendrán diversión garantizada en los espejos de aguas, fuentes recreativas y en el Parque Kids, con chapoteadero, juegos y pista para bicicleta. Mientras que, en el Jardín del Arte, se sortearán partidas de ajedrez y se disfrutará de exposiciones de arte.

Jardín de fuentes

El mejor lugar para tomar una pausa será la Casa Club, con alberca central, gimnasio techado y área de usos múltiples. Sobre el edificio habrá un mirador de 12 metros de altura con vista al manglar. Que la flora y fauna endémica de la región te sorprenda. Para los amantes del ejercicio habrá un Gimnasio al aire libre y parque Pet Friendly con juegos para el entrenamiento de sus peludos.

Pregunta por nuestras opciones de financiamiento y vive en Aldea Umm, el residencial con mayor plusvalía de la Riviera Maya. Otros lotes en esta misma área han registrado un aumento en su plusvalía de más del 50%. Es una gran oportunidad para invertir en la Riviera Maya y vivir cerca del mar, en completa sincronía con la naturaleza.